Pero si solo es una mentirita – Perritorial

En esta semana hemos oído y leído más sobre Mijael Garrido Lecca que en los últimos 30 años de vida que tiene y no todo comenzó con aquella casi perfecta nota que salió en el portal Somos Periodismo (y decimos “casi perfecta” porque no la redactamos nosotros) y realizada casi impecablemente (ya saben porqué el “casi”) por Alexandra Ampuero en colaboración con Alexa Pinedo donde se calatean las mentiras colosales del susodicho de marras.

Vamos a hacer un breve resumen de los elementos de convicción (siempre hemos querido decir eso para parecernos a José Domingo Pérez) que detallan la mitomanía del rompetabiques de conversación: Mijael dijo que era capitán y nones, no es, luego salió a justificarse que afirmó eso porque pensó que lo iban a ascender, seis meses antes que sea posible, claro. “Soy corresponsal de guerra”, de Juan Luis Guerra habrá sido y no llamará la atención si luego dice eso. “Forbes me ama”, no pues, solo fue un columnista de la misma revista que le tiró flores por recontrafacho. En algún momento mencionó que iba a presentar su libro en la FIL y nada, con las justas ha escrito el título. Firmó como constitucionalista, ahora dice que es porque ha leído mucho sobre eso en su kínder y conversó bastante de la constitución con su amigo imaginario. “He sido prosor adjunto en San Marcos”, algo que obviamente no existe en San Marcos, a lo mucho llegas a ser asistente de cátedra, pero solo por tus notas, jamás maestro. “Renuncié a Perú 21” cuando en realidad fue despedido por decir que fue atropellado pero Chichi Valenzuela se encargó de averiguar la vaina y nada pues, con las justas se ha fugado de la policía y se ha comido ocho papeletas en su vida.

Seguir leyendo en —> https://www.deslengua2.pe/suscribete/

COMENTA Y RAJA A CONTINUACIÓN: