#ReportajeExclusivo: “De la celda a la presidencia”, la nueva tendencia electoral latinoamericana

Por Lada Merme, académico de Telesup.- Así como Gregorio Santos y Antauro Humala han postulado en ocasiones diversas, diferentes y distintas a la presidencia del Perú, el brasileño Lula da Silva se encuentra evaluando la posibilidad de posiblemente poder postular en las presidenciales que se aproximan próximamente en su país. De conseguirlo, se instauraría una nueva tendencia en la forma de hacer política en la región y de la cual el Perú sería pionero: el “celdipresidencialismo”.

Con el lema “De la celda a la presidencia” (“Da cela à presidência”), la nueva corriente política de izquierda “celdipresidencialista”, de origen brazuca pero de inspiración perucha en las experiencias de Antauro y Santos, busca revertir la ya acostumbrada costumbre de que nuestros presidentes salgan del gobierno y terminen en la cárcel, haciendo que salgan de la cárcel y terminen en el gobierno.

¡Esa vaina no es novedá!

Consultado sobre este fenómeno apranormal, el sociólogo y ropavejero peruano Pío Jopúbico le dijo a Deslengua2 que “es mejor tener expresidiarios como gobernantes, así los otros delincuentes que acceden al gobierno verán en el excarcelado a un líder de peso y con un prontuario que infunde respeto y, por lo tanto, por tal motivo, así las cosas, o sea ya tú sá, nadie lo querrá vacar porque al toque les mandará la moto”.

Lula da Silva durante su presentación en el mítico festival de Woodstock.

De otro lado, la antropóloga y tarotera sanmarquina Diana Videño, dijo que no sería la primera vez ni la experiencia inaugural en el mundo mundial: “Nelson Mandela, por ponerte un ejemplo al azar, y conste que yo no creo en el azar porque por algo soy vidente y antropóloga estructuralista, ¿qué te decía…? ah, sí, que Mandela pasó de ser preso político a conseguir el más anhelado de sus anhelos; y no, no te hablo de ser presidente de Sudáfrica sino de divorciarse de su mujer para irse con otra más rica y apretadita”, nos dijo Diana mientras nos leía los correos electrónicos, porque “ya no leo las cartas porque nadie manda cartas, pe´”.

Peligrosos precedentes presidentes (¿?)

Carlos Meléndez, tiktokero fujimón cuya reputación son las primeras seis letras de esa palabra, expuso en su cuenta de onlyfans que el “celdipresidencialismo” sentaría un “precedente bueno y malo a la vez, porque toda la verdad viene impresa por ambos lados, como las páginas del libro que publiqué y que nadie me compró”. “Por un lado, habilitaría la posibilidad de que mi chinito lindo y pechocho pueda gobernar nueva y constitucionalmente por tres periodos consecutivos, pero por otro lado haría que PPK, Nadine y otras personas que gobernaron el país y fueron presas porque no supieron robar sin que se note, regresaran al poder”, dijo a sus suscriptores mientras se frotaba los pezones con fotografías tamaño carnet de su idolatrado Alberto.

Antauro Humala (derecha) junto a su hermano Ollanta (a la izquierda, aunque solo por pura finta) cuando formaban el dúo Servando y Florentino.

Así, al parecer parece que todo apunta a que la relación entre cárcel y presidencia se estreche todavía más, alcanzando niveles de estrechez cercanos al del orto de los aliancistas cuando les voltean el partido en el minuto 89 y no les pasa por el huequito ni la señal del wifi.

¿Qué futuro nos depararán las elecciones? ¿Finalmente el “celdipresidencialismo” conseguirá que Elena Iparraguirre sea nuestra primera presidenta mujer terruca feminista de izquierda y además presidiaria? ¿Se permitirá gobernar desde el infierno para que Alan García consiga ganar por tercera vez las presidenciales en el Perú? ¿Habrá segunda temporada de Wadavision? Esperamos sus comentarios.

COMENTA Y RAJA A CONTINUACIÓN:
A %d blogueros les gusta esto: